Aunque como se ha visto en varias secciones, es importante dedicar una única sección a este tema.

Las redirecciones son un arma muy importante a la hora de dejar nuestra web lista para ser analizada perfectamente por los robots de los buscadores, si debemos hacer especial hincapié en los siguientes aspectos:

  • Redirecciones 302 o 301

Debemos saber que la diferencia entre una redirección 302 y 301 es la temporalidad. Es decir, cuando indicamos que hay una redirección 301 de la página a ‘a’ la página ‘b’, estamos indicando a los navegadores y a los robots que esta redirección es para siempre. En cambio, la redirección 302 lo que indica es que es una redirección temporal.

Pues bien, nuestra recomendación es utiliza para pruebas y al principio redirecciones 302 y cuando veas que todo funciona correctamente cámbialas por redirecciones 301. En varios análisis de webs que hemos hecho, cuando hemos pasado las redirecciones 302 a 301 se ha notado una gran mejoría en el posicionamiento de las mismas.

  • Múltiples redirecciones o bucles infinitos

Es muy importante el evitar los bucles infinitos. Estos se producen cuando hacemos una redirección a una página que a su vez redirige a otra y esta a otra y así hasta terminar abortando la navegación debido a la iteración infinita de la redirección. Tampoco deberemos tener más de una redirección consecutiva.

Para detectar las redirecciones de nuestra web y poder detectar tanto bucles infinitos como redirecciones 302 podemos utilizar SEO Spider Frog.

Tan sólo con abrir la herramienta e introducir el dominio de nuestra web podremos ver como en la pestaña internal aparecer todas las peticiones http con el status correspondiente.